“Si quieren separarse, ¿por qué dicen lo de juntos en el nombre? No lo entiendo. ¿El sí quiere decir que sí juntos o que sí separados? ¿O es que son ellos los que se juntan para separarse? Esto es un lío, no es serio”, ha confesado Mariano Rajoy a sus asesores esta mañana, intentando descifrar los resultados de los comicios celebrados ayer en Cataluña, en los que la candidatura de Junts pel Sí y la CUP alcanzaron la mayoría absoluta del Parlamento autónomo.

Según el presidente del Gobierno de España, “el lío que me hago yo se lo hará todo el mundo. Imagínate que votas que sí y luego resulta que su sí no era el tuyo sino lo contrario, que el sí de ellos era tu no”, argumenta.

“Luego veo esto de ‘Catalunya Sí que es Pot’. Esto es que sí que se puede, ¿no? ¿Pero se puede qué? Porque estos también dicen que sí pero no están tan contentos como los Junts, así que dirán que sí a otra cosa que al final ha salido que no. Digo yo, vamos”, ha añadido el presidente.

El hecho de comprobar “que mis amigos están contentos pero los independentistas también” hace pensar a Rajoy que “nadie ha entendido bien todo esto y por lo tanto lo que hay que hacer es repetirlo como Dios manda o no hacer nada hasta que haya gente seria”.

El mandatario admite que tiene un puro encima de la mesa de su despacho “y aún espero que alguien me llame por teléfono y me diga si lo tengo que encender o no”.