- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Los australianos, aterrorizados al descubrir que están del revés

MUCHOS DE ELLOS VIVEN EN UN SÓTANO PAGANDO EL PRECIO DE UN ÁTICO

«Las evidencias científicas concluyen que estamos del revés», confirmaba esta mañana la ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Julie Bishop, en una rueda de prensa en la ciudad de Perth, al oeste del país.

«Pedimos a los ciudadanos que mantengan la calma y que dispongan siempre de un punto de agarre a su alcance», pedía acto seguido, anunciando la creación de un comité de emergencia «porque no podemos seguir ignorando una realidad totalmente anómala».

El anuncio de las autoridades no ha tardado en propagarse entre los australianos, alarmados por la gravedad de la situación. «La gravedad es lo único que nos mantiene con los pies en el suelo, así que es lo último que nos tiene que preocupar», matizaba Bishop.

«Techos blandos y muchísima precaución al salir a la calle», insistía la ministra.

«Sabíamos lo del volante al revés y nunca nos ha hecho gracia, pero no es lo mismo conducir en el asiento del copiloto que estar completamente colgado del techo como un murciélago. Si falla algo, se cae todo», se quejaba uno de los afectados en la televisión pública.

«No se nota directamente pero es un riesgo que está ahí», admite el Gobierno

Las principales ciudades australianas han amanecido hoy con las calles repletas de gente agarrándose a las farolas y calculando cada uno de sus movimientos para disponer siempre de algo a lo que agarrarse. «Mira los koalas cómo saben lo que se cuece. Y nosotros riéndonos de ellos», admite un peatón con botas de clavos.

«Mucho cambio climático y mucho reciclar, pero de este peligro real que nos afecta no se nos había advertido», se queja otro transeúnte, que asegura que ahora entiende «los mareos cuando salgo del bar por las noches».

«O sea, que ahora resulta que vivo en un sótano pagando el precio de un ático», protestaba un afectado, adelantando un grave conflicto en el sector inmobiliario que el país deberá afrontar.

La comunidad internacional ha mostrado hoy su solidaridad con los australianos pero ha manifestado que «el país no reaccionó cuando la Tierra dejó de ser plana y no tomó medidas, con lo que se ha perdido un tiempo precioso y ahora habrá que correr».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.