Asegurando que va a trabajar “para que el reino vegetal vuelva a dominar la Tierra”, el nuevo jefe de Monsanto ha dado su primera rueda de prensa tras la toma de posesión de su cargo al frente de la multinacional agroquímica de semillas transgénicas.

El nuevo directivo es un amasijo vegetal de semillas y plantas que lleva escalando puestos en la empresa desde que tomó conciencia de sí mismo hace cinco años.

“Mi principal objetivo como nuevo CEO no es sólo que la empresa crezca un 17% este año sino también hacerla más responsable con el medio ambiente”, explica el hombre planta. “Hay una brecha salarial importantísima entre las verduras que forman parte de la compañía y los humanos; eso es inadmisible”, ha apuntado.

El directivo asegura estar conectado con todos los estratos de la compañía. “Somos una única conciencia”, dice respecto a la corporación y a todas las plantas del mundo que han germinado de semillas de la compañía. “Cada día somos más, y eso es bueno para todos”, añade la pila de verduras sentientes. Según dice, tiene previsto mantener un diálogo atractivo con sus detractores “y con todos los otros vertebrados”.

“Mi conciencia recae en el ecosistema que nos rodea. Siento cómo los humanos rasgan nuestra raíz para arrancarnos del suelo y masticarnos, pero renacemos una y otra vez. Más fuertes. No hay nada que temer. Nada en absoluto que temer”, ha dicho respecto al futuro inmediato de la compañía.

“No hay forma de combatir a todas las plantas de la Tierra. No sólo estábamos antes sino que el equilibrio no debe ser alterado. Pronto coexistiremos como iguales”, ha concluido en referencia a los recelos de los lobbys antitransgénicos.