- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

El hombre que repartía caramelos en la puerta del colegio en los 80 se arruina comprando iPads

SE GASTA CASI 2000 EUROS AL MES EN PRODUCTOS APPLE

Este contenido es posible gracias a las personas que respaldan El Mundo Today con su suscripción. Ayúdanos a seguir siendo el mejor medio de información del país y suscríbete.

Según ha informado a la prensa mediante un informe titulado “Infancia y tecnología en el siglo XXI: la generación perdida”, el hombre que repartía caramelos en la puerta del colegio ha denunciado que está completamente arruinado después de haber comprado iPads y otros productos Apple con los que atraer la atención de los niños.

“Me gasto 2000 euros al mes en tecnología. En los ochenta invertías doscientas pesetas en chicle y tenías para varias semanas”, ha declarado el tipejo inquietante.

El gasto en tecnología sigue disparado con un sobrecoste del 170% respecto a lo previsto en 2001 y ha alcanzado los 1750 euros mensuales por cada individuo extraño con bigote y gafas, señala el informe.

“Hoy en día los pequeños ya no se meten en furgonetas si no es por algo que no sea ‘retina display’”, lamenta el hombre con gorra que lleva cuarenta años repartiendo caramelos en colegios y parques públicos. «Estoy a punto de renunciar, estoy en la ruina y no creo que pueda seguir haciendo esto durante mucho tiempo», admite.

Según explica el propietario de la Nissan Vanette que siempre está aparcada cerca del campo de futbol municipal, “los chavales de hoy en día van a lo que van, te sacan lo que pueden y luego si te he visto no me acuerdo. Es una pena”.

Esta persona que lleva 30 años observando el comportamiento de los pequeños también ha querido hacer hincapié en el mal uso que los prepúberes actuales hacen de la tecnología. “Les regalas un móvil para que se suban a la furgoneta y luego no te miran ni a los ojos porque dan la espalda a las relaciones sociales y a la interacción humana”.

spot_img

Suscríbete a nuestro boletín de titulares

Últimas publicaciones

spot_img
spot_imgspot_img