- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Docenas de políticos corruptos aprovechan su condena para sacarse el graduado escolar

LA MAYORÍA LOGRA APRENDER A LEER Y A ESCRIBIR EN PRISIÓN

Considerando que la educación puede ser la mejor manera de reinsertarse en la sociedad, los centros penitenciarios han puesto en marcha diversos programas de escolarización centrados en los cientos de políticos corruptos que habitan las cárceles españolas.

“Muchos no saben leer o escribir y su estancia en prisión puede ser una buena oportunidad para labrarse un futuro mejor lejos de la política y la delincuencia”, opina Cristina Madrariaga, directora del programa «La Cárcel Aprende».

Soraya Sanmartín, que prefiere no salir en las fotografías, tiene 53 años y lleva ocho meses presa tras ser arrestada en el marco de la Operación Púnica. “Casi desde el primer día estoy en la escuela, me lo comentaron mis compañeras y entré sin pensar en todo lo que me iba a ayudar a mejorar», confiesa la expolítica, que asiste a clases de Conocimientos Básicos (Matemáticas iniciales, Lengua, etcétera) dentro de los muros del correccional.

«Al principio hacía muchas faltas de ortografía y ahora sigo haciendo, pero comparando los cuadernos del comienzo y los de ahora se ve mucha diferencia, pienso que esto me va a ayudar cuando salga y además también me hará crecer como persona”, argumenta.

David Piliarte, que lleva cinco años en Soto del Real, estudia en la actualidad 1º de ESO. Una trayectoria más que satisfactoria para él y su familia, aunque asegura, nada fácil. “La gente dice que el colegio es fácil pero es mentira: era más fácil ser concejal de urbanismo, que iba poniendo cruces en todos los papeles para firmar y ya está. Aquí hay que estudiárselos”, explica el recluso.

“Vi… vi… vimos en cel… Vimos en celd… en celd… Vivimos en celdas de cristal, en colmillo… en colmena de air… aire”, lee el exalcalde de Villagarcía, detenido durante la Operación Pokémon y condenado a cinco años de cárcel. “El puto Lorca este es un maricón y es jodido de leer como su puta madre”, dice a continuación, frustrado.

“Joder, no me sale, esto es una puta mierda. ¡A que te rajo, puta!”, ha dicho.

«Voy a sacarme la carrera de Derecho porque así, si me vuelven a trincar, sabré defenderme”, explica el exjuez Martín Villalba, apartado de su carrera judicial por corrupción y finalmente condenado a 15 años de cárcel.

La directora del programa educativo se congratula al declarar que es muy probable que estén más preparados los políticos que han pasado un tiempo en la cárcel «que los que siguen libres, que muchas veces no han tenido oportunidad de acercarse a la escuela».

El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha declarado hoy que «esto es una cosa muy positiva, muy… buena, en definitiva, porque hay que hacer cosas».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones