La que fuera alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha anunciado hoy mediante una rueda de prensa el cese de su actividad política tras ser derrotada en las últimas elecciones y con la idea, en adelante, de seguir centrándose en su investigación contra el “caloret global”. Esta actividad, como ha dicho, requiere “tota la meua figamolla”.

“La salmorreta atmosférica va a ser mi prioridad ahora”, ha explicado, asegurando que se empleará “a fondo” para intentar cambiar la actitud de los políticos de nuestro país y del mundo con respecto a la crisis del “esclafit global” que “se pone peor estiu tras verano”.

“Hem de mamellar el ecologet de la atmosfada”, ha dicho en referencia a las emisiones de CO2. “La falla ecològica es una absoluta pituerta que dejará el socarrat a nuestros hijos si no detenemos esta xafadeta mundial”.

“El caloret valencià es global y no es una cuestión política porque trasciende a la misma”, ha insistido la política, preguntando por el teléfono de Greenpeace a los periodistas que han asistido a su rueda de prensa.