- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Michael Knight tendrá que cambiarse el coche fantástico porque no es compatible con el Apple Watch

KITT NO PUEDE LEERLE LOS CORREOS PORQUE SOLO FUNCIONA CON CUENTAS HOTMAIL

Este contenido es posible gracias a las personas que respaldan El Mundo Today con su suscripción. Ayúdanos a seguir siendo el mejor medio de información del país y suscríbete.

Michael Knight, defensor de los pobres y desamparados, tendrá que cambiarse el coche si quiere disfrutar de las prestaciones del nuevo reloj de Apple. Al parecer, este nuevo dispositivo no puede comunicarse con KITT, el coche fantástico, porque éste no dispone de Bluetooth ni de conexión WiFi.

«Michael. Michael. ¿Me oyes, Michael?», pregunta KITT a su compañero de fatigas, que ha dejado su antiguo reloj en un cajón mientras consulta la web de Apple para elegir el color de su nuevo accesorio.

«Michael, ¿qué estás haciendo?», insiste el coche fantástico, que nota a su colega «muy raro últimamente».

Aunque considera que el coche fantástico sigue siendo fantástico «y nunca me ha dejado tirado», Knight cree que los años no pasan en balde y que muchas de las funciones de KITT que en los ochenta resultaban revolucionarias, como por ejemplo el aparcamiento automático o el detector de choque frontal, ahora las incorporan incluso los coches de gama media o baja.

«Cada vez que uso los propulsores traseros para ponerme a 300 en unos segundos me llega una multa de tráfico con fotito incluida que no baja de los 500 euros. Es una ruina», confiesa Knight, que jura por dios que no está buscando excusas para pasarse a Apple.

«Son muchos años juntos, no sé. La voz de Siri es más dulce y ella me lee los correos. KITT no se aclara, por su culpa sigo usando la cuenta de Hotmail con el Outlook 2001», argumenta Knight.

KITT, por su parte, ha detectado una actitud preocupante en su conductor. «Está todo el día viendo vídeos de gatitos en el iPhone. No suelta el teléfono ni siquiera cuando conduce, y sabe que esto está prohibidísimo. Ya no me pide que le cuente chistes de Eugenio. Todo el día pendiente del Facebook ese. Que yo no entiendo a quién le interesa lo que ha desayunado o con quién ha ido al Starbucks. Antes Michael se preocupaba por los problemas de la gente», explica el automóvil.

«Michael. ¿Qué hago aparcado tanto rato frente a este Cash Converters? ¿Michael? ¿Hay un atraco? ¿Por qué me miran así estos señores? ¿Michael, adónde vas?», pregunta KITT en estos momentos mientras el tío del ticket le deja un papelito en el parabrisas porque está aparcado en zona azul y no ha podido pagar el estacionamiento porque la aplicación solo funciona en móviles de última generación.

spot_img

Suscríbete a nuestro boletín de titulares

Últimas publicaciones

spot_img
spot_imgspot_img