Siguiendo el consejo de sus asesores en una semana clave en la recta final de su primera legislatura en La Moncloa, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, decidió ayer anticipar los resultados de los próximos comicios.

“Mi partido obtendrá 184 diputados, ganándose de nuevo la confianza de los ciudadanos frente a los cantos de sirena del populismo”, informó ayer por la noche Rajoy minutos antes de salir a descorchar champán en los balcones de la sede de los populares en la calle Génova.

Aunque en la calle no había nadie porque el adelanto se hizo de forma inesperada, la alegría de los populares era evidente. “No ha sido fácil pero finalmente se ha impuesto el sentido común”, celebraba el presidente entre aplausos de su equipo.

“Hemos perdido claramente las elecciones”, reconocía el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, tras escuchar el veredicto de Mariano Rajoy.

“Algo habremos hecho mal pero la autocrítica es difícil porque aún faltan meses para la derrota”, admitía, muy afectado por unos resultados que no esperaba conocer con tanta antelación. “Nos ha pillado por sorpresa”, lamentaba.

En su adelanto de los resultados electorales, el Gobierno confirmó también un desplome espectacular, incluso mayor de lo esperado, de Podemos y de Ciudadanos, que no sabrán articular sus fuerzas de cambio ni llegarán siquiera a amenazar la mayoría absoluta de los populares. “España elegirá la estabilidad con la que afrontó la crisis”, adelantó el presidente reelegido.

Aunque su reelección no se hará efectiva como mínimo hasta el próximo mes de noviembre, Mariano Rajoy podrá afrontar la recta final de la actual legislatura con la tranquilidad de quien cuenta con el total apoyo de la ciudadanía.