- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La sonda Philae despierta siete meses después de posarse sobre un cometa sin recordar nada de lo ocurrido

"OH, JODER, TÍOS, NO OS LO VAIS A CREER", DIJO LA SONDA EL DOMINGO

Absolutamente aterrado y sin saber qué hace allí, el módulo Philae ha recuperado su actividad tras un letargo de casi siete meses sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, según ha informado hoy la Agencia Especial Europea (ESA). “¿Dónde estoy?”, preguntó la sonda el pasado domingo por la tarde.

Stephen Ulamec, uno de los responsables de la misión, ha explicado que Philae está en muy buenas condiciones tras su larga hibernación, funcionando a una temperatura de 35 grados bajo cero, que dispone de 24 vatios de energía y que está “algo desorientado”.

“No ha reaccionado bien a la información que le hemos enviado sobre su situación”, ha reconocido Ulamec.

“Pero qué cometa ni qué hostias, ¿dónde estoy?”, ha preguntado Philae, según fuentes de la ESA, después de establecer contacto con la sonda Rosetta, que orbita a 20 kilómetros del cometa. El módulo ha sido capaz también de enviar un informe a la Tierra rememorando todo lo que hizo hasta poco antes de aterrizar en el cometa; más allá de eso, carece de datos o mediciones.

“Oh, joder, joder, joder”, ha añadido el módulo, completamente aterrorizado y asumiendo su situación.

“Vale, estoy sobre la superficie de un cometa, en el espacio, ok, vale, no pasa nada”, ha añadido.

“Está bien, está bien”, ha dicho a continuación.

Según la ESA, el módulo ha informado también que no recuerda la fecha en la que se suponía que debía volver. “¿Falta mucho?”, ha preguntado. 

A última hora, Philae ha enviado un nuevo comunicado en el que dice que “Oh, Dios mío”.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones