“Ha ido bien”, ha asegurado el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro respecto a la pasada campaña de recaudación del IVA y del IRPF durante una comparecencia en el Parlamento a la que se ha presentado completamente cubierto de joyas y cadenas de oro.

Según ha explicado, gracias a las alzas fiscales y al empuje de la recuperación, el Gobierno ha logrado que los ingresos por IRPF e IVA superen sus máximos históricos a pesar de haber padecido seis años de crisis que han erosionado sustancialmente las bases imponibles. “Sí, sí, ha ido bien, ha ido bien”, ha insistido Montoro mientras se ajustaba sus nuevas gafas de diamantes.

“Hay que seguir por esta senda”, ha dicho con una sonrisa que ha permitido a la prensa fotografiar sus nuevos dientes con piedras preciosas.

“Creo que podemos hablar de recuperación económica, señorías”, ha repetido jugueteando con un medallón plateado de grandes dimensiones con el símbolo del dólar. Tras detallar la situación fiscal española, el ministro ha intentado guardar sus papeles en su cartera ministerial, que recientemente bañó en oro, y que es difícil de manipular.