La eterna pugna entre Alien y Predator podría llegar a la Corte Internacional de Justicia, según ha hecho público esta mañana el representante legal de los extraterrestres parasitoides.

El intercambio de descalificaciones entre Alien y Predator se había incrementado en los últimos meses. La gota que colmó el vaso fue la última intervención de Predator en el programa “La Sexta Noche”, donde aprovechó el debate sobre las Elecciones Municipales para atacar a la especie rival, a la que tildó de “casta”.

La propia reina Alien intervino por vía telefónica en pleno debate para acusar a Predator de organizar cacerías ilegales. Ante la chulería del contrincante, la reina aseguró en directo que iba presentar una demanda sin precedentes ante el Tribunal Penal de La Haya contra Predator por perpetrar ataques organizados contra la comunidad de xenomorfos.

Hasta la fecha, el principal obstáculo que impedía que Predator se sentara en el banquillo de los acusados era que los implicados en la disputa no formaban parte de ningún país miembro de la Corte Internacional.

Ahora, sin embargo, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha decidido intervenir para que los miembros del Tribunal puedan mediar en este conflicto, entendiendo que el enfrentamiento “involucra directamente a los países miembros y representa una amenaza para la estabilidad”.

En el acta de la demanda constará la petición de extradición de Predator desde su lugar de refugio en la pirámide abandonada cerca de la Antártida para someterlo a juicio. Un proceso que se creía imposible de llevar a cabo y del que el propio Predator se había mofado explícitamente en las tertulias televisivas, asegurando que Alien “no tenía huevos”.

Predator será acusado de cazar trofeos humanos y xenomorfos, exhibiendo cráneos de forma macabra. Alien asegura que ha documentado evidencias de “masivas y sistemáticas” violaciones de los derechos humanos y xenomorfos por los que Predator deberá responder.

Se espera ahora que Predator responda a estas amenazas en la entrevista que concederá mañana a “Los desayunos de TVE”, donde ha comido en directo y sin contemplaciones varios huevos escalfados de xenomorfos, motivando no pocas quejas al defensor del espectador.