“Madrileños, ¿queréis saber qué os depara el futuro? Aquí lo tenéis”, ha declamado Esperanza Aguirre esta mañana durante uno de sus últimos actos electorales, a solo unas horas de la jornada de reflexión.

De esta manera ha presentado la candidata popular su programa electoral para el Ayuntamiento de Madrid. “Muchos decían que carecía de programa, pero lo tengo y está grabado a fuego sobre uno de los míos, indeleble y eterno”, ha dicho Aguirre mientras sus ayudantes conducían al escenario a Alimaña, un esclavo que tiene las “cinco normas de Aguirre” grabadas a fuego y sangre sobre la piel de su torso.

“Leedlo y se os clavará en vuestras pupilas. Se os marcará a fuego en vuestra memoria como se marcó con hierros candentes sobre la piel de mi fiel Alimaña entre honorables gritos de dolor”, ha prometido Aguirre mientras su esclavo era desencadenado y abría sus brazos para mostrar el programa del Partido Popular para la ciudad de Madrid.

“Alimaña, explícales mi programa”, ha ordenado Aguirre a su esclavo para que éste aullara, de manera casi ininteligible, y exclamara “Gloria, respeto, salvación” y dos conceptos más que ninguno de los presentes ha podido descifrar.

Según los asistentes al mitin, después de que el esclavo apenas humano haya gritado el programa Aguirre se ha acercado a él, le ha liberado de su máscara de hierro y le ha besado la frente susurrando “precioso, mi Alimaña, te querré siempre, precioso, precioso”. Posteriormente, según las fuentes, le ha cogido la cabeza con ambas manos hundiéndole los ojos en el cráneo mientras el esclavo le daba las gracias justo antes de morir.

“Nada es eterno”, ha sentenciado la líder popular.