- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Provoca una discusión de pareja para poder romper una vajilla horrible

"ESTOY HARTO DE QUE HAGAS ESTO QUE HACES SIEMPRE Y NO ME DIGAS QUE NO SABES DE QUÉ TE HABLO", HA DICHO GRATUITAMENTE

«Ya no puedo soportarlo más, siempre estás igual y mi paciencia tiene un límite», ha exclamado esta mañana Ricardo P. sin referirse en realidad a nada en concreto, simplemente para empezar una discusión con su mujer que culminara con la rotura de una vajilla horrible que su suegra trajo al domicilio familiar el pasado mes de enero.

«No me pongas esa cara de ‘Estás loco’ porque sabes perfectamente a qué me refiero», ha insistido el hombre mientras su mujer, extrañada, se limitaba a pedirle que se calmara. «¿No has dormido bien o qué?», le ha preguntado la esposa, bastante tranquila en comparación con los gritos teatrales del marido.

«Voy a coger mis cosas y me voy a ir», ha amenazado Ricardo P., que ha rematado sus palabras con un portazo mientras la mujer se dirigía a la cocina sin entrar al trapo.

«Ya te parece bien que me vaya porque hay otro, ¿verdad? Si lo sabía yo», ha dicho entonces Ricardo P., echando mano a la desesperada de recursos un tanto manidos al tiempo que la mujer empezaba a fregar los platos de la vajilla horrible para que estuvieran limpios y secos a la hora de la comida.

«¡Mírame cuando te hablo!», ha exigido el hombre mientras agarraba uno de los platos feísimos y lo dejaba caer con tan mala suerte que acababa posándose encima del trapo de la cocina, sin sufrir daño alguno.

«¡Me voy!», ha informado finalmente el hombre para luego encerrarse en el baño, asumir el fracaso de la misión y diseñar una estrategia para recuperar el tono normal sin tener que humillarse demasiado.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.