La Comunidad de Madrid ha sancionado a Mediaset con 340.000 euros por efectuar “vertidos reiterados sin autorización en dominio público hidráulico”. La empresa de comunicación se deshacía de tertulianos y colaboradores de varios programas de Telecinco arrojándolos al arroyo de Valdebebas, muy cercano a sus instalaciones.

La Administración ha confirmado hoy que Mediaset está autorizada a arrojar basura al espectro radioeléctrico pero no al río ni a ningún otro terreno de titularidad pública, motivo por el cual ha sido interpuesta la sanción.

Decenas de vecinos de Fuencarral denunciaron los hechos hace semanas después de encontrar pinganillos flotando y manchas de maquillaje que teñían el agua del río. Además, los vertidos se han relacionado con el incremento de la crispación en la zona.

“Hemos constatado un aumento de ataques de histeria y de llamadas por alusiones en toda la zona y creemos que se debe a que el agua está contaminada con información tóxica”, confirma un médico de esta población.

La compañía no tiene intención de recurrir la multa al estar más que probado que la empresa se deshace sistemáticamente de sus desechos mediáticos y juguetes rotos abandonándolos en vertederos y ríos.

Es la segunda vez que Mediaset se enfrenta a una multa por contaminación. El año pasado, los gritos de los colaboradores de “Sálvame” batieron el récord de decibelios que ostentaba el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, por lo que la cadena tuvo que enfrentarse a otro contencioso administrativo por contaminación acústica.