- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Los españoles ya han redecorado su vida y preguntan a Ikea “y ahora qué”

ESPAÑA SE PREGUNTA CUÁL ES EL SIGUIENTE PASO PORQUE SIGUE SINTIÉNDOSE MISERABLE

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) difundidos esta mañana, la población española ya ha redecorado su vida tras innumerables visitas a los establecimientos que Ikea tiene repartidos por toda España. Ahora, la nación se pregunta cuál es el siguiente paso, pues los ciudadanos siguen sintiéndose miserables.

«Ya está, ya pueden cerrar todas sus tiendas y decirnos qué tenemos que hacer ahora. Hemos redecorado nuestras vidas hasta el punto de que todas ellas tienen exactamente el mismo aspecto y la misma calidad de acabado, normal tirando a regular. Nuestra existencia sigue siendo un tránsito precario y tedioso hacia la muerte, aunque con nuevas estanterías. Que nos digan por dónde hay que tirar ahora porque entendemos que tienen un plan», pedía esta mañana uno de los clientes de la firma sueca.

«Nos fiamos de ellos porque son suecos y la vida les va mejor. Espero que no nos dejen colgados ahora porque no han sido fáciles estas visitas a Ikea. Se han roto muchas parejas y esperamos que estos sacrificios tengan un propósito», insisten los españoles.

Los responsables de Ikea en España aseguran que están esperando instrucciones y prefieren no adelantar acontecimientos. «Ha dejado de venir gente a comprar porque ya está toda España amueblada. Nos han dicho que nos vayamos a casa y esperemos», declara un portavoz de la empresa. En el exterior de las tiendas, decenas de personas esperan la lectura de algún comunicado que les indique cuáles son los próximos pasos.

La nación no quiere que se vuelva a repetir lo ocurrido con BMW, que preguntó en su día a los españoles si les gustaba conducir, como dando a entender que tenía una grata sorpresa para ellos. Luego resultó que la supuesta sorpresa era un coche que nadie podía pagar.

«Hasta me saqué el carné con toda mi ilusión. Luego nada, la cosa se quedó en la mano de un gilipollas asomando por la ventanilla. Solo le faltó hacernos la peineta al hijoputa», confiesa otro afectado. «Es un puto cachondeo», añade.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.