La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto hoy una medida urgente para aumentar sustancialmente la esperanza de vida de los ciudadanos en todo el mundo: reducir la duración de los años, que actualmente es de 365 días.

“En las regiones con la esperanza de vida más corta, los años se superan con dificultad y se hacen largos”, dice el doctor Ties Boerma, Director del Departamento de Estadísticas y Sistemas de Información Sanitarios de la OMS. Por este motivo, la entidad sugiere “remodelar los años para que sean fácilmente transitables incluso en las situaciones más adversas, haciendo que pasen más deprisa y permitan a la gente morir como mínimo a los ochenta años”.

Según los expertos, la esperanza de vida aumentaría notablemente si los años duraran 27 días. Implantar este cambio en todo el mundo conllevaría la necesidad de incrementar la frecuencia de los regalos de cumpleaños, pero la OMS cree que los países más pobres pueden conformarse “con un detallito” teniendo en cuenta, además, que “los regalos hacen más ilusión cuando no te los esperas”.

El próximo mes de mayo, la institución celebrará una conferencia en Roma para valorar los detalles de esta medida con las grandes autoridades sanitarias del planeta, pues habría que afrontar numerosos desafíos. Entre ellos, la ingente cantidad de recordatorios de Facebook que los internautas deberían soportar cada vez que fuera el cumpleaños de alguien.