- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Padres muy ocupados delegan en Antena 3 la educación de sus hijos

NO PODÍAN LLEVARLOS AL COLEGIO Y HAN OPTADO POR UNA EDUCACIÓN "EN CASA Y GENERALISTA"

-

Roberto y Silvia, ambos altos ejecutivos en corporaciones multinacionales que les mantienen ocupados incluso los fines de semana, han decidido delegar la educación de sus dos hijos, de cinco y siete años, en el grupo Atresmedia.

«Como director de departamento he tenido que aprender a delegar y a confiar en mi equipo. Y esta capacidad de delegar se puede aplicar perfectamente a la educación de los niños, especialmente si no tienes a nadie que los pueda llevar al colegio por las mañanas», defiende Roberto mientras revisa una hoja de Excel que ha pintado su hija. «Le encantan las tablas. Será buena en contabilidad», dice.

Los padres llegaron a un acuerdo con la directiva de Atresmedia ayer por la tarde en una reunión a la que asistieron también las grandes estrellas de la cadena, que se repartieron las asignaturas.

«Hay que saber delegar», dicen

«Pablo Motos les enseñará ciencia, los guionistas de «Amar es para siempre» impartirán Historia de España, Matías Prats se encargará del análisis de la actualidad y Juanra Bonet les pondrá al día con la cultura general a través de su concurso», han explicado fuentes del canal. «Es un plan de estudios muy completo y esperamos que pronto esté homologado a nivel europeo, pues muchos de los formatos los hemos importado de otros países», añade la cadena.

«No estamos hablando de una tele local, creo que la programación de Antena 3 está controlada por los mejores profesionales del medio y solo en ellos depositamos nuestra confianza», explica Silvia con una mano en el iPad y otra en una cucharilla con la que intenta alimentar al pequeño Martín. «No está poniendo el foco en la cuchara. Vamos a posponer la comida de hoy porque estamos un poco espesos. Esta tarde te llamo y volvemos a agendar», le dice la madre al crío justo antes de partir hacia la oficina.

Los niños, pues, serán educados en su casa y bajo la supervisión de un nutrido equipo de profesionales que les instruirá en alta definición. «Durante las pausas para la publicidad podrán apuntarse a actividades extraescolares, porque la verdad es que durante los anuncios hay mucho tiempo libre que pueden aprovechar», explican los padres.

Los dos niños dicen estar «muy contentos» porque no tienen que ir al colegio. «Ya veremos si les dura el entusiasmo con ‘Espejo público’. Igual ven cosas que no les gustan, pero en la vida no todo es diversión y pasan cosas terribles que también deben conocer», sentencia su madre.