- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Juan Luis Guerra admite que la lluvia de café es un ideal inalcanzable

"SEMBRÉ FALSAS ESPERANZAS, SIENTO QUE OS HE FALLADO", LAMENTA

El cantautor dominicano Juan Luis Guerra ha tirado la toalla. Visiblemente abatido, desaliñado y con aspecto de no haber dormido, el artista se ha dirigido a sus fans esta mañana para confesarles que la idea de que llueva café en el campo es, hoy por hoy, «un escenario implanteable».

Analizando su carrera en retrospectiva, Guerra considera «imperdonable» haber empujado a miles de personas a compartir unos deseos «infantiles, desprovistos de toda base científica y, por tanto, ajenos a la realidad».

Ha insistido en que «la realidad de nuestro planeta, los condicionantes meteorológicos a los que estamos sometidos, impiden que caiga un aguacero de yuca y té. Y, a no ser que se haga de forma artificial, nadie puede esperar que caiga del cielo una jarrita de queso blanco. ¿Jarrita o jarita? Ya no sé ni lo que pedía».

Expertos alertan de que un aguacero de yuca y té sería devastador

«Puto idiota. Puto niño mimado», ha exclamado llevándose las manos a la cabeza.

Juan Luis Guerra ha pedido «por favor» a los que se dejaron llevar «por mis alegres e irresponsables demandas» que no sean duros con él porque «nunca hubo intención de sembrar falsas esperanzas». El cantante considera que «mi único pecado fue la candidez».

Aunque entiende la frustración que esas declaraciones pueden despertar, Guerra ha querido recordar «los problemas que tuve en su momento por desear públicamente la lluvia de café en el campo».

El cantautor rememoraba así las amenazas de los productores de café, que en su día enviaron notas al artista en las que deseaban «que caiga una lluvia de canciones bailongas que arruinen tu puta carrera, desgraciado».

Al término de su intervención, Juan Luis Guerra ha requerido asistencia médica por una subida repentina de la bilirrubina. «Ese problema sí lo tengo, con lo malo nunca mentí», ha dicho.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones