- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Joven que sirve el desayuno en la cama se siente un pequeño héroe feminista

CREE QUE LLAMANDO "CIELO" Y "BONITA" A SU NOVIA COMBATE SIGLOS DE ABUSOS DEL PATRIARCADO

«Los tiempos han cambiado: ahora la reina de la casa es ella», ha declarado esta mañana el nuevo héroe feminista, azote del patriarcado, mientras le preparaba el desayuno a su «cielito» y mostraba «con actos y no con palabras» que el machismo «ya no es necesario hoy en día».

Este incansable abanderado de los derechos de las mujeres en pleno siglo XXI considera que las feministas «no van a tener menos razón por ser lesbianas» y ha confesado que su chica «trabaja y no pasa nada, me invita a cenar y no pasa nada, se pone guapa para mí y nadie la llama puta por ser coqueta».

«Me dan asco los estereotipos», sentencia severo este adalid de la inteligencia emocional, aguerrido soldado de la igualdad, añadiendo que «ella se sienta a mi lado en el sofá y se pone a ver el fútbol conmigo porque en casa no manda ni uno ni otro, somos un equipo».

«Cuando me pide ayuda para las cosas de la casa respondo con la mejor de mis sonrisas, incluso si no puedo atenderla en ese momento», insiste de nuevo este superdotado de la empatía, aniquilador despiadado de la jerarquía de género.

Por si todo esto fuera poco, la nueva luz de la esperanza del feminismo contemporáneo, sacrificado Dios de los Derechos y valiente enamorado de la libertad de las mujeres, se pone a disposición de su compañera sentimental «para practicar el sexo anal conmigo si ella quiere, porque su cuerpo es suyo y tiene derecho a explorar la sexualidad sin que nadie ponga barreras a su imaginación».