- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Gordo se acaba de comer un bocadillo y ya lo echa de menos

SU RELACIÓN HA DURADO TAN SOLO UN MINUTO Y MEDIO

Tan solo treinta segundos después de terminarse un pepito de ternera, un gordo ha declarado echarlo profundamente de menos. «Siento que me falta algo», ha lamentado el gordo mientras terminaba de masticar el último bocado y se miraba las manos, ya vacías.

«Sé que ha pasado muy poco tiempo, que hace apenas unos instantes aún gozaba de su compañía, pero ya lo añoro», ha reconocido. Según ha explicado, él mismo ha sido consciente de lo muchísimo que echaría de menos al bocadillo cuando ya no lo tuviera entre las manos.

«Cuando me faltaban aún unos bocados para terminarlo, aún teniéndolo todavía entre mis dedos y ante mis ojos, ya sentía su ausencia», ha dicho.

«Amé a ese bocadillo en cuanto le eché el ojo y quise hacerlo todo uno con mi ser, quise sentirlo dentro de mí», ha explicado el gordaco. «Siento que apenas tuvimos tiempo de conocernos el uno al otro, de saborearnos, nos dejamos llevar por una espiral de pasión en la que apenas hablamos y ahora veo que apenas sé nada de él. ¿Llevaba mostaza? ¿Había pepinillos? Nos pudo el desenfreno», sentencia.

Al cierre de la edición, varias fuentes han informado de que el fatibomba permanece en silencio mirando la bola de papel de plata que contenía el bocadillo mientras se come un Mars.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.