El director del diario El País, Antonio Caño, ha reunido a su equipo esta mañana para quejarse de la recurrente aparición en el periódico de marcas como “Twitter” o “Facebook”.

El periodista considera que “les estamos haciendo publicidad gratis” y por eso exige a los redactores que utilicen la expresión genérica “redes sociales” para referirse “a estas empresas cuya marca no volveré a mencionar en horas de trabajo a no ser que nos paguen”.

“Twitter no ha dejado de crecer en España desde que El País empezó a mencionar la marca. Mierda, ya he vuelto a decir Twitter. ¿Os dais cuenta? Nos manipulan”, ha argumentado Caño.

El director lamenta que los periodistas se hayan relajado y cree que ya no son conscientes de que “cualquier cosa que digamos nosotros influye en las personas”. Atribuye el éxito de empresas como Apple o Google a los numerosos artículos de tecnología que El País les está dedicando de un tiempo a esta parte.

“La primera vez que vi escrita la marca ‘iPhone’ en El País pensé: ‘No pasa nada, les podemos echar un capote porque están empezando’. Pero luego mira, están facturando más que el propio grupo Prisa y apenas nos contratan publicidad. No hay que ir por ahí haciendo favores, vamos a estar más atentos”, ha explicado.

Como ejemplo de publicidad “bien hecha y remunerada”, Antonio Caño se ha referido al conflicto en Siria, que en las páginas de El País aparece siempre como “el conflicto Red Bull Siria”.

También ha pedido a los periodistas que empleen la expresión “Banco Santander” como sinónimo de “bueno”, “agradable” o “próspero” en virtud “de un acuerdo que hemos suscrito”.