El fabricante de calzado y ropa deportiva Adidas ha confirmado hoy que no eres más tonto porque no te entrenas. “Has pagado cincuenta euros por una pelota. Repito: cincuenta euros. ¿Hace falta decir más?”, ha declarado el máximo responsable de la compañía, Robert Grebbel.

“El chandal ese que llevas, por ejemplo. Te costó una pasta. Es caro porque está diseñado para deportes extremos. La tela es especial. Pero tú lo usas para tumbarte en el sofá y ver la tele”, argumenta Grebbel. “Para lo único que te viene bien la goma es para meter la mano por dentro para rascarte los cojones”, añade.

La multinacional lleva vendiendo zapatillas y camisetas desde los años cincuenta pero ha detectado que a estas alturas puede venderte “cualquier cosa que lleve nuestro logotipo o que se ponga un futbolista en una sesión de fotos”.

La marca se plantea “colocarte” unos calcetines sudados por 500 euros. “Si te decimos que son los calcetines de Messi te parecerán hasta baratos. Porque, insisto, eres tonto”, sentencia el CEO de Adidas.

“Los farloperos que nos llevan la publicidad me decían: mejor cállate lo de que son tontos porque se van a enfadar. ¿Y entonces sabes qué se nos ocurrió? Contratar a las grandes estrellas del deporte para que sean ellas mismas las que te digan que eres tonto”, ha añadido el empresario.

La conferencia de prensa ha terminado con la presentación de la nueva campaña “No eres más tonto porque no te entrenas”, que en España contará con la colaboración de futbolistas de la talla de Bale, Benzemá, James y Luis Suárez.

“Que un futbolista te llame tonto ya es el colmo. Pero a ti te va a encantar. Es más: comprarás las nuevas camisetas con la palabra tonto. Porque tú eres así. Y, por favor, no cambies”, ha concluido Grebbel.

Al cierre de la edición, Apple ha preguntado “qué cojones haces con los teléfonos” porque ha comprobado que has adquirido seis terminales en menos de tres años. “No se comen. Son para hablar y eso”, ha aclarado la compañía californiana en un comunicado. “Es que son tontos”, ha replicado Adidas.