- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Ya hay más calvos que personas normales

DE HECHO, LO NORMAL AHORA ES SER CALVO, SEGÚN EL INE

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado esta mañana que los calvos ya son mayoría en España. «El 73% de los varones españoles no tiene pelo en la cabeza y, de ellos, el 46% empieza a mirar a los hombres con cabellera como si fueran bichos raros», certifica el INE en su último informe.

«Tener la cabeza llena de células muertas es una guarrada que no nos permitía abandonar del todo la Edad Media», confesaba hoy el director del INE mientras se acariciaba la calva y aseguraba a los periodistas que el estudio «es totalmente imparcial y refleja la realidad de nuestro país con la misma claridad con la que mi cabeza refleja la luz de ese foco que hay en el techo».

El INE añade en su informe que «la gente que marca hoy en día el futuro de la Humanidad es calva» y cita como ejemplos a los responsables de empresas como Apple, Microsoft o Amazon. «El mejor diseño de Steve Jobs fue su cabeza redonda, simple, intuitiva», ha insistido el director del INE mientras seguía acariciándose la cabeza. «La caspa es casposa. El brillo de una calva es un faro que nos guía hacia un mundo mejor», ha añadido.

El estudio adelanta que los negocios relacionados con la prevención de la alopecia acabarán dejando paso a las calotas de plástico que simulan calvas y tapan completamente el cabello de los más acomplejados.

«La evolución humana se está decantando por el lado de los calvos. Hemos ganado y punto», ha concluido el director del INE. Incluso en las unidades de neonatología se empieza a notar que los bebés completamente calvos miran con arrogancia a los que tienen pelo en sus cabezas, según datos de la institución.

El director calvo del INE ha terminado la presentación poniéndose en pie y cantando «el nuevo himno de los calvos del mundo que inaugura hoy un tiempo nuevo en España».

Al cierre de la edición, fuentes anónimas de la entidad han filtrado a los medios que los resultados de este último informe estadístico han tenido poco impacto en el seno del INE, donde todos los trabajadores siguen refiriéndose a su máximo responsable como «el loco calvorota ese».