Victoriano Camuñas, periodista del diario ABC especializado en política internacional, ha recurrido hoy a la red social Twitter para contactar con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Con el objetivo de hacerle unas preguntas a través de mensajes privados, el redactor ha pedido a Obama que le siga en Twitter porque, si ambos no se siguen mutuamente, es imposible que mantengan una conversación privada por este canal.

“Es normal que no me siguiera hasta ahora, pero me parece más raro que no siga al diario ABC, que es una cabecera importante”, explica Victoriano, que no entiende que la gente se sorprenda “porque las redes sociales ya son una herramienta más del periodismo”.

El periodista atribuye el silencio del mandatario al hecho de que “en Estados Unidos es de noche y el presidente estará durmiendo”. También cree que fue un error escribirle en castellano. “Vale que yo no sé inglés, pero él debería saber español para moverse por el mundo. Digo yo que sabrá, y si no siempre puede usar el traductor de Google como hago yo”, ha argumentado Camuñas.

Cuando trabajaba para la sección de cultura, Victoriano Camuñas tuvo una muy mala experiencia contactando con otra personalidad en Twitter. “Le pedí al escritor Arturo Pérez-Reverte que me siguiera para hacerle un cuestionario sobre los deportes que le gusta practicar y me respondió de muy malas maneras, diciendo que yo era una hijo de la gran puta y que me metería un sable por el ano hasta que me saliera por la boca porque era su deporte favorito”, reconoce. “Y eso que es compañero”, añade.

Camuñas lleva toda la mañana pegado al teléfono móvil porque cree que, en cualquier momento, el presidente de los Estados Unidos le empezará a seguir y le dirá “Qué pasa, compañero. Dispara que soy todo tuyo”.

Aunque no ha querido adelantar demasiada información sobre la entrevista, es muy probable que las respuestas de Obama se utilicen para la sección “Los famosos y sus mascotas” que se publica en la edición dominical del periódico.