- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un niño reconoce haber torturado a 14 clics del fuerte de Playmobil

“LO HARÍA DE NUEVO”, HA DICHO

Tras ser acusado de torturar en repetidas ocasiones a 14 clics del fuerte de Playmobil, Pablo Baños, de cuatro años, no solo ha reconocido los hechos sino que ha confirmado que volvería a hacerlo “si fuera necesario”.

Según la yaya del niño, la primera en informar de los procedimientos de su nieto, los interrogatorios a los que sometió a los muñecos se llevaron a cabo motivados por la venganza y usando para ello muñecos de gran tamaño, como Spiderman, “mucho más grande que los clics, que se rompen en seguida al poco de entrar en el fuerte”.

«Primero les quita cualquier atuendo y posteriormente les arranca el pelo, lo que hace imposible distinguirlos unos de otros y les desprovee de toda personalidad”, explica la yaya, que admite estar al tanto de las prácticas que han tenido lugar en el fuerte desde hace meses. Según un informe facilitado a los padres y silenciado por los mismos, a la mayoría de clics les falta alguna extremidad.

El niño estaría usando procedimientos medievales para martirizar a los internos del Fort Bravo. “Concretamente está usando los clics de la Fortaleza de los caballeros del León, que van armados con espadas y hachas”, asegura el informe de la yaya.

«La mayoría se rompe al poco de entrar en el fuerte, quedan irreconocibles», dice la yaya

La abuela ha asegurado a la prensa que los interrogatorios a los que el crío ha sometido a los clics siguen métodos “repugnantes” y que se repiten diariamente a la hora de la merienda. Ante las acusaciones, el niño se ha limitado a reiterar sus prácticas, que han incluido «waterboarding» en vaso de leche y atropellos con el coche de Action Man.

A última hora de la mañana, las mismas fuentes han informado que Pablo Baños habría obligado a la Barbie de su hermana, completamente desnuda, a darse “besitos” con Batman mientras el resto de juguetes miraban.