- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un adolescente tiene solo unas horas para pegar el estirón y poder impresionar a su tía Pili esta Nochebuena

SI LA TÍA PILI NO DICE "OI, OI, OI" AL VERLO, NO HAY NAVIDAD

Considerando que este año debería ser él el sobrino que protagonizara todos los comentarios de su tía Pili, Jaime Cansiño, de 14 años, cree que su metabolismo debería intentar un esprint de última hora y permitir a su cuerpo dar el estirón justo antes de esta Nochebuena para que, cuando llegue su tía Pili a cenar, pueda decir “uuuuh, este niño está altísimo que ni lo reconozco, vamos”.

«Se me ha echado la Navidad encima y me he quedado sin tiempo», admite.

“Todos mis primos han hecho ya el numerito y yo debo reconocer que me he descuidado un poco este año, pero creo que si me esfuerzo aún estoy a tiempo”, ha declarado Cansiño esta mañana a la prensa, anunciando también que, si tras dar el estirón le queda tiempo, intentará improvisar «un poco de pelusilla» en el labio superior.

“El año pasado, la prima Marta, por ejemplo, de repente estaba buena y hace un par de Navidades el primo Manu se presentó siendo maricón, cuando nunca antes se lo habíamos notado”, explica Jaime. “Creo que, si mi tía Pili no puede sorprenderse de lo alto que estoy, no hay Navidades para ella”.

Según fuentes cercanas a los Cansiño, el niño lleva días ensayando gallos que simulen un cambio de voz así como gestos de la nueva personalidad que piensa adoptar como “adolescente borde y retraído”, por lo que se ha pasado la mañana mirándose al espejo, encogiendo los hombros y diciendo “déjame”.

“Espero que mi tía Pili aprecie mis esfuerzos y, además de impresionarse por lo alto que estoy, también haga algún comentario del tipo ‘y este niño, con lo simpático que era antes y ahora míralo, en el sofá, pegado al móvil’ dando a entender que ya estoy muy mayor y de vuelta de todo”, ha declarado.

A última hora, fuentes familiares han informado que la tía Pili piensa sorprenderse de lo alto que está Jaime, haya dado éste el estirón o no.