- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Jordi Hurtado lamenta que no se le suba el sueldo desde 1432

EL REY ALFONSO XIII LE PROMETIÓ UN AUMENTO QUE NO HA LLEGADO

El presentador del concurso «Saber y Ganar», Jordi Hurtado, ha hecho público esta mañana su descontento por el hecho de que no se le hayan aumentado los honorarios desde el año 1432, coincidiendo con la proclamación del sultán de Granada Yusuf IV.

«Sé que la situación económica de Televisión Española es complicada», ha admitido Hurtado, «pero cuando empezaron las Guerras Púnicas en el 264 antes de Cristo había aún menos estabilidad y en aquel momento se hizo un esfuerzo para tener contentos a los trabajadores», explica.

El célebre comunicador asegura que ha visto «de todo» a lo largo de su dilatada carrera profesional. «Reporteros informando a cambio de especias en plena era glaciar, becarios embarcándose en la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, en 1803, sin cobrar ni siquiera las dietas, o redactores tejiendo comunicados de prensa con telares de garrote en pleno siglo XVIII», relata. «Y en ninguno de estos casos los empleados sintieron la necesidad de protestar con lazos de color naranja», subraya.

«Estamos peor que cuando las Guerras Púnicas», ha dicho

Ahora, Jordi Hurtado cree que Televisión Española ha tocado fondo. «Si los más veteranos no peleamos, flaco favor les hacemos a profesionales como Juanito, el esqueleto que edita ‘La Mañana de La 1’ y que murió esperando un mísero aumento», insiste.

Aunque no pide «que se le corte la cabeza al director general para luego servir sus entrañas en el comedor de la tele, como sí se hizo en noviembre de 1793», el presentador solicita el apoyo de la audiencia, «especialmente de los que siguen el programa desde que empezamos en… joder, no me acuerdo».

La dirección de la cadena pública no ha tardado en responder a Jordi Hurtado prometiéndole que estudiará su situación «con la mayor brevedad posible, cuando los nietos de nuestros nietos asuman el control financiero del ente y apliquen el modelo de reparto Slimming-Reitel, una innovadora estrategia de ahorro económico que aún está por inventar pero que salvará a la cadena de la ruina».