Las Bodegas Marqués del Rencor han presentado esta mañana “Viña riña”, una variedad de vino tinto pensado especialmente para ser arrojado a la cara de la pareja cuando ésta hace un comentario inapropiado en una cena romántica.

“Es un vino redondo en cara, suave para que no pique cuando entre en contacto con los ojos y con propiedades exfoliantes. Deja un cutis terso y suave incluso en las caras más duras”, explica el fabricante en su catálogo.

De precio muy elevado “porque lo paga él”, el caldo se elabora con toda la mala uva y contiene la cantidad de vino justa para llenar dos copas. “Debe servirse en copa ancha y ser tirado a la cara de un golpe seco. El líquido es compacto y, si se arroja con destreza, ni siquiera mancha el mantel. En cambio, cuando entra en contacto con la camisa y la corbata del imbécil, los restos no se quitan ni en la tintorería”, precisan sus responsables.

“Deja un regusto intenso que no se te va hasta que te disculpas”, añaden.

La etiqueta de la botella, pensada para que la lea la pareja cuando se ha quedado sola en la mesa e intenta evitar las miradas del resto, incluye consejos para gestionar la situación. “Sírvase a temperatura ambiente lo que queda del vino y reflexione sobre lo que acaba usted de decir. No intente llamarla ahora, espere a mañana por la mañana y vaya pensando en una buena disculpa porque esto no se hace”, se recomienda en el envase.