- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un mendigo roba unas Ray-Ban y obtiene un puesto de director creativo

HA CONFESADO EN LOS ÚNICOS CINCO MINUTOS QUE SE LE HA VISTO SOBRIO

Michi Dinero, director creativo de la agencia de publicidad madrileña «Mindroll», ha admitido esta mañana durante una reunión de «brainstorming» que obtuvo su puesto de trabajo de manera totalmente casual.

«Se ve que robó unas Ray-Ban que se le cayeron a un turista al suelo y se escondió en el portal de un edificio que resultó ser de nuestra agencia de publicidad. Lo demás vino rodado», explica uno de sus compañeros, que define a Michi como «un ser introvertido pero con explosiones de genio que nos fliparon a todos desde el minuto uno».

Suyo es el lema «Tu banco y cada día el de más gente»

En el portal, el mendigo se topó de frente con un ejecutivo de Heineken, cliente de la agencia. El empresario le pidió que le dejara pasar y el mendigo, en estado de embriaguez, exclamó: «¡Abre tu mundo!». La frase, que acabó convirtiéndose en el eslogan de la marca, despertó de inmediato el interés del cliente, que preguntó a los responsables de la agencia si el mendigo trabajaba para ellos.

«Dijimos que sí, claro, aunque no nos sonaba de nada», explican compañeros de Michi. Éstos juran que, por su barba larga y su atuendo informal, era fácil confundirle con cualquiera de ellos. «Lo único que distingue a un mendigo de una persona que trabaja en publicidad es que no lleva un gintónic en la mano», argumenta un colega de Michi, que matiza que «bebe mucho alcohol y por eso entiende el producto».

Tras la confesión del director creativo -hecha durante los únicos cinco minutos en los que se le ha visto sobrio- los empleados de la agencia empiezan a entender la conducta de su superior, que suele pasearse por la oficina pidiendo dinero. «Cobra más de ocho mil euros al mes pero no ha perdido la costumbre de reclamar dinero todo el rato. Por eso le llamamos Michi Dinero. Nosotros entendíamos que era su forma de exigir resultados», declara otro creativo.

«No tiene ni DNI ni nada porque actúa como un ser libre. Por eso le pagamos en negro», argumenta uno de los accionistas de la compañía. «Os juro que he trabajado con creativos más excéntricos que Michi. Lo de dejar charcos de orina en las sillas o quedarse dormido en cualquier parte compensa porque luego tiene ideas brillantes», agrega el directivo.

La última gran idea que se le atribuye a Michi Dinero es el lema «Yo no quiero ser antes, yo quiero ser después». Lo gritó totalmente ebrio segundos antes de desplomarse encima de una mesa y abrirse la cabeza con la esquina de un iMac.

«Saber que las cosas que dice Matías Prats en televisión salieron de un mendigo da ciertas esperanzas, no sé, sobre el tema de que las clases no importan y las ideas pueden brotar en cualquier rincón, ¿no? Quiero decir, las ideas están ahí, sembradas, de alguna manera», afirma el anterior director creativo de la agencia. «Es complicado. Le dije a Michi si tenía presencia online y me escupió una flema en el hombro», añade.