- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un hindú se reencarna en su vecino el imbécil

PESA CIEN KILOS MÁS Y TIENE UN MONTÓN DE DEUDAS

Rahni Krishnan, natural de Maharashtra Ballarpur, una aldea al oeste de India, falleció ayer a causa de un infarto y esta mañana ha comprobado con horror que se ha reencarnado en su vecino Anjay, una persona a la que define como «ser despreciable y comemierda».

Su antigua esposa y sus cabras ahora le odian

Finalizado el proceso de reencarnación, el afectado ha despertado de madrugada entre chillidos al verse preso «en la montaña de estiércol» que le estuvo amargando la vida los últimos diez años. «Salgo de la casa horrorizado para pedir ayuda y veo que en el jardín hay seis sacos de abono que eran míos. Ya sabía yo que el hijo de puta me robaba los sacos de abono. No se molestaba ni en esconderlos, la sabandija», lamenta Rahni Krishnan.

La víctima, nublada por el odio, ha empezado a autolesionarse y a perseguirse a sí misma, haciendo necesaria la actuación de las autoridades. «Me arrojaría al río con una piedra atada a los pies, porque se lo merece, pero si me da por reencarnarme en su hermano Purujit, que es aún peor, me da algo», ha admitido el reencarnado.

Rahni Krishnan asegura que «tiene que ser un error» porque en su vida anterior lo único que hizo fue «defenderme de este montón de caca egoísta». Los expertos, sin embargo, creen que sus actos de venganza y odio vecinal generaron mal karma y son la causa de que se haya reencarnado en un ser al que considera inferior.

«No pido fundirme en la Luz Divina, me hubiera bastado convertirme en un puerco. Encima, el maldito desgraciado está hasta el cuello de deudas», se queja Rahni.

En estos momentos, la víctima se encuentra atrincherada en su nuevo hogar e intenta bloquear la puerta de entrada porque en cualquier momento puede regresar la esposa de Anjay, que le pegaba.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones