- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

LO MEJOR DE LA DÉCADA 2009-2019

11,5 AÑOS DE INFORMACIÓN

Se enamora profundamente de una chica que algún día morirá

Y SIN EMBARGO ÉL LA AMA

Vinculándose perdidamente a la existencia finita de otro ser humano, Jaime Ballestín, un vallisoletano de 32 años, ha informado esta mañana que está profundamente enamorado de Helena López, de 33, una chica que conoció hace un año y que, en tanto que humana, está condenada a morir en algún momento.

“Lo que es terrible”, según han confirmado diversos analistas.

Tal y como ha podido saber la prensa, Jaime ama a esta chica tan profundamente que considera, tal y como ha asegurado, que podría ser la mujer de su vida. Sin embargo, según diversos analistas, eventualmente la chica morirá.

Las fuentes indican, pues, que es altamente probable que la pareja pase el resto de su vida intentando ignorar, como quien intenta olvidar un recuerdo amargo, que la persona que da sentido a su vida es mortal y caduca. “Está muy enamorado y dice que la querrá para siempre, pero la chica es mortal, como todos saben y él también, así que mejor se calle la boca”, ha informado una fuente cercana a Ballestín, señalando también que podría ser que fuera él quien muriera antes.

La pareja planea construir su relación de espaldas a la inevitabilidad de la muerte

Jaime dice estar muy ilusionado y sentir una excitación difícil de explicar que atribuye al amor y a la certeza de saber que “esta es la chica con la que conviviré toda mi vida”, lo que le condena irremediablemente a preocuparse con angustia cada vez que ella tarde en llegar a casa y a pensar que puede haberle ocurrido algo grave mientras observa el móvil de reojo y reza para no recibir una llamada de la policía informándole de un suceso nefasto que se la arrebate para siempre y le impida volver a verla nunca más excepto para reconocer su cadáver quizá desfigurado.

A última hora, diversos analistas han confirmado que Jaime no debería preocuparse por la finitud de su amada dado que él también morirá en algún momento, por lo que todo carece de importancia y es fútil y vano y doloroso hasta lo indecible. “Y bonito también de alguna manera”, han añadido.

A última hora, las mismas fuentes han informado que Jaime y Helena ya se han planteado tener hijos que querrán muchísimo, pero éstos también podrían morir algún día.

LO ÚLTIMO