- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Rajoy recorre las calles en busca de un nuevo ministro de Justicia

BUSCA A ALGUIEN DURO, VENGATIVO Y LLENO DE FURIA JUSTICIERA

Tras la noticia de la dimisión de Gallardón, Mariano Rajoy ha cancelado todas las citas de su agenda para recorrer los bajos fondos preguntando por «tíos duros y vengativos» que se vean capaces de asumir el cargo de ministro de justicia. «La clase de hombre que busco para este trabajo debe buscarse en el asfalto, en los callejones, en las cunetas de la ley», ha explicado Rajoy a la prensa.

«Busco a alguien a quien no le tiemble el pulso, ¿sabes lo que te digo?», le preguntó anoche el jefe del Ejecutivo a Jimmy «el encías» Stranson, el tabernero que regenta el bar de caballeros «El Serrucho», frecuentado por hampones y policías retirados. «Haz correr la voz, encías», le volvió a decir Rajoy, según han confirmado diversos testigos.

«¿Eres tú capaz de administrar justicia y manejar a los jueces a tu antojo? No, no lo creo. No aguantarías ni dos días en el ministerio», le dijo Rajoy a uno de los parroquianos que le preguntó por las condiciones del trabajo. Posteriormente, tal y como han comentado las mismas fuentes, Rajoy le echó el humo del puro en la cara y salió del bar tratando de encontrar «a alguien que sepa castigar e indultar como quien respira o come o folla».

«No busco a un hombre bueno, busco a uno capaz de saltar de un lado a otro de la ley», ha dicho Rajoy

«Cuando el miedo realmente te golpea tienes que permanecer en pie, saber que la ley eres tú», explicó el presidente español a diversos periodistas que le preguntaron por el futuro del Ministerio de Justicia.

«Busco a la clase de hombre que te mira de lejos y sabe si eres culpable o no, cuyo aspecto sea duro y recio como una cantera de granito que alguien acaba de dinamitar», subrayó el mandatario.

«Busco a alguien que sepa que la justicia y la ley son extrañas compañeras de cama. Un día te acuestas con una y otro día con otra. Pero, maldita sea, mejor que no tontees con las dos a la vez: son unas putas muy celosas, amigo», añadió el presidente.

«Y encontrar a ese hombre es algo que debo hacer solo», concluyó para luego perderse en la jungla urbana.