- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Los fetos españoles lloran la marcha de Gallardón y protestan con enérgicas patadas

LA DIMISIÓN LES HA SENTADO FETAL

Desde que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, presentara ayer su dimisión y anunciara que abandona la política tras el fracaso de su anteproyecto de reforma de la ley del aborto, las embarazadas españolas han experimentado molestias provocadas por la agitación de sus fetos.

«En las ecografías, los fetos aparecen levantando el puño de forma reiterada y, cuando se cansan, se tapan las orejas con los bracitos y balancean la cabeza arriba y abajo como diciendo ‘No puede ser'», explica un ginecólogo del hospital Gregorio Marañón de Madrid. En las paredes de algunos úteros se han detectado también pintadas y garabatos supuestamente antiabortistas.

Unos trillizos han formado una cadena humana

Según confirman médicos de varios centros hospitalarios del país, un gran número de nonatos españoles ha formado un lazo con el cordón umbilical en señal de duelo. «Los que aún no tienen bracitos y no pueden protestar, se limitan a tragar líquido amniótico y a escupirlo luego con fuerza», añade una enfermera.

Especialmente reseñable ha sido el acto de protesta de unos trillizos de Zamora, que han formado una cadena humana para mostrar su apoyo a Gallardón. «Solo cesan las patadas cuando me meto en una iglesia», explica su madre.

Los médicos, además, coinciden al certificar un aumento de los partos prematuros. «Tienen prisa por salir y liarla por lo que les han hecho», argumentan los expertos, que aconsejan a los padres que se mantengan alejados de la actualidad informativa. «Mi niño ha nacido llorando por lo de Gallardón. Le han tenido que dar la vuelta y calmarle con palmadas en el culo», lamenta una madre.

Tras varias horas de acampada en el útero, muchos de los bebés nacen sucios y cansados, requiriendo la intervención de los facultativos.

Al cierre de la edición, el Ministerio del Interior del Útero ha amenazado con someter a las embarazadas a inyecciones intracitoplasmáticas de espermatozoides antidisturbios.