Calificándolo de “puto enfermo”, la aplicación de contactos Tinder ha expulsado a Jaime Sorrentino, uno de sus usuarios, por “aceptar de forma reiterada y exclusiva las solicitudes de aquellas chicas que le recuerdan sutilmente a su madre”, tal y como ha informado la empresa en su blog corporativo. “No podemos aceptar en nuestra red social a depravados que vengan a sublimar movidas raras”, han sentenciado.

“Todas las chicas que ha preseleccionado tienen un aire a su madre pero él no se da cuenta; que se vaya con sus cochinadas a otra parte”, informan desde Tinder. Aseguran asimismo que Sorrentino está interesado exclusivamente en chicas “joviales, españolas y de un carácter fuerte y dominador que, en un futuro y si la relación avanza, puedan reemplazar el rol dominador de su figura materna”.

No obstante, como han reiterado desde Tinder, “es más que probable que él no se haya dado cuenta de esas pulsiones subconscientes, pero nosotros no podemos permitirlas”.

Sorrentino, por su parte, asegura ser, en su perfil público de Tinder, un chico “divertido, al que le gustaría conocer gente interesante y, sobre todo, muy loco y al que le gusta hacer locuras, ¿quizá contigo, chica desconocida?”. No obstante, no puntualiza que las “locuras” consisten en desarrollar lazos afectivos con mujeres que le recuerden a su madre, ni que que la “chica desconocida” a la que se refiere se trate, en realidad, de un simulacro mediante el cual intente regresar psicológicamente al útero materno.

Al cierre de la edición, Tinder ha confirmado también que, cuando Sorrentino dice buscar “una amistad y lo que surja”, es probable que “lo que surja” signifique en realidad una relación matrimonial como la que su padre mantiene con su madre.