- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Una abuela consume droga caníbal para comerse a su nieto a besos

SE LA HA TOMADO YA Y ESTÁ ESPERANDO QUE VENGA A VISITARLA ESTA TARDE

Sabiendo que su nieto viene a verla esta tarde, Marisa Meridiana, de 67 años, ha estado recorriendo los bajos fondos de su ciudad en busca de MDPV (Metilendioxipirovalerona), conocida como “la droga caníbal”, con la intención de “comerme la cara de ese granujilla a pellizcos y besos y pedorretas”.

«Voy a cumplir el sueño de cualquier abuela», dice

“Es que cada vez que lo veo digo que está para comérselo pero me contengo, pero al fin me he decidido a dar el paso”, explica Meridiana a la prensa, segura de su decisión. “Vi lo de la droga caníbal y me dije: ‘Marisa, esto es lo que necesitas’”.

“Es que mi nieto es una cosa que oi oi oi oi”, dice. “Es que te lo comes”, añade.

Marisa, que ha ingerido la droga caníbal esta mañana “para estar preparada cuando venga a verme”, asegura no poder esperar a que su nieto, de 5 años, entre por la puerta para lanzarse sobre él como una fiera. También ha afilado su dentadura postiza.

“Como si lo viera, me dirá lo de ‘ay, yaya, déjame’ y yo, que estaré ciega de euforia, agresividad y violencia extrema producidas por la sustancia, no le haré caso y podré cumplir el sueño de cualquier abuela”, concluye.

Según han informado fuentes cercanas a Marisa, ayer la anciana practicó “lo del mamading” para saltarse la cola de la pescadería.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.