- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Mamá admite al fin su romance ficticio con Leonard Cohen

PAPÁ TUVO TAMBIÉN SUS AVENTURAS IRREALES, PERO NADA SERIO

Ablandada por los efectos de media botella de Cune y con la mirada vidriosa, mamá confesó ayer a altas horas de la madrugada que ha mantenido un affaire de más de treinta años con el poeta y cantante Leonard Cohen.

«Hemos compartido tantos instantes de pasión furtiva, tantas caricias y amargos desencuentros…», admitía mamá al tiempo que acariciaba la portada del vinilo «I’m Your Man», con los títulos de las canciones traducidos al castellano.

«El cartón está amarillo ya, fíjate», constató melancólica mientras en su cabeza intentaba articular una analogía entre los surcos del vinilo y los de su propio rostro. «Estamos tan viejos…», se limitó a decir finalmente, renunciando así a una metáfora más potente.

A papá este señor siempre le resultó cargante

«Viejo canalla…», repetía una y otra vez mamá, y papá se levantaba para bajar el volumen de la música argumentando «que son las dos de la mañana, Amparo, por favor».

En un relato caótico e interrumpido en varias ocasiones para cantar famosos estribillos en un inglés de Utrera, mamá fue desgranando los detalles de un romance macerado durante años en su fértil imaginación.

Totalmente desatada «y abriendo mi corazón a la fría intemperie», llegó a recitar uno de los últimos poemas que, en su fantasía, le escribió Cohen cuando visitó España en 2011 para recibir el Príncipe de Asturias.

«Bañar mis agrietadas manos en la densa cabellera de Amparo, bálsamo para la vida, dulce y fiera fragancia», declamó justo cuando papá se levantó del sofá para apagar la luz de la lámpara de pie, dando a entender que ya era hora de irse a dormir.

El momento más tenso de la velada tuvo lugar cuando papá no pudo contener una risa sarcástica al confesar mamá que «el viejo Leonard» acostumbraba a susurrarle cosas «en un bello acento andaluz». Sintiéndose ridiculizada, mamá contraatacó asegurando que papá también había tenido sus escarceos irreales, aunque él insistió en que ninguno de ellos pasó a mayores.

Mamá no pudo callarse tampoco el verdadero motivo que la sumió en una depresión en agosto de 1984. «Estuve viéndome con Bob Dylan unos meses. Leonard se enteró y en aquel momento pensé que todo había terminado. Fue cuando él escribió Coming Back To You», explicó.

A las 3:25 de la mañana, mamá se quedó un poco aletargada y fue entonces cuando papá quiso arrebatarle el protagonismo de la noche admitiendo que «a veces, cuando no hay nadie en casa, voy y me enciendo un cigarro». La confesión despertó la ira de mamá, que se fue a la cama sin mediar palabra mientras papá reculaba matizando que «también me refería a lo que yo pienso en mi imaginación, joder».

Al cierre de la edición, se ha difundido una lista de los principales versos de Leonard Cohen inspirados directamente en Amparo, según Amparo:

«I dread the time when your mouth begins to call me hunter».
«Do not forget old friends you knew long before I met you».
«Your hair upon the pillow like a sleepy golden storm».
«You thought that it could never happen to all the people that you became, your body lost in legend, the beast so very tame».
«I cried, ‘Oh, Lady Midnight, I fear that you grow old, the stars eat your body and the wind makes you cold'».
Y, por supuesto, «Suzanne takes you down to her place by the river».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.