- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La nueva Apple Store de Madrid convoca un casting de pobres para que estén en la puerta

EL ELEGIDO LUCIRÁ UNA MANZANA MORDIDA EN LA MANO

Con la intención de encontrar al vagabundo perfecto para su nueva tienda madrileña, Apple ha convocado esta mañana un casting al que han acudido cientos de “marginales, desheredados y drogodependientes” con la ilusión de ser los elegidos para estar siempre en la entrada del establecimiento pidiendo dinero e insultando a las palomas.

El «iHomeless» será también un «hotspot» con WiFi gratuito

“Sabemos que es una tradición muy madrileña tener a vagabundos en la puerta de los comercios céntricos y Apple quiere que su presencia en España se integre perfectamente en la red de comercios locales”, ha explicado un portavoz de la compañía.

«Buscamos vagabundos muy delgados, con mucha autonomía y que sean táctiles, es decir, que te toquen o te cojan del brazo para pedirte un euro, porque la gente agradece esa cercanía típica de las tiendas Apple”, ha añadido el representante.

La empresa ha aclarado también que, por ahora, descarta admitir como vagabundos a los dependientes que ya trabajan en la tienda pese a que el sueldo que perciben les convierte en “pefectamente aptos” para desempeñar esa función.

Aunque son muchos los que se han acercado a las pruebas de selección, por ahora Apple ha seleccionado a Margarita “la uñas” -una mujer que suele pasear con un pecho al aire y grita incoherencias sobre la NASA-, a un antiguo emprendedor que fundó una «startup» tecnológica que fracasó y ahora vive en las calles y libera móviles a cambio de comida, a un gitano que mastica botellas vacías de cerveza a cambio de más cerveza y a Raúl “el higadillos”, un vagabundo de “tipo tradicional” que, por el momento, es el que tiene más posibilidades «por su simpleza».

Para la compañía, es crucial que el pobre sea libre, pese poco y pueda entrar en reposo cuando esté más de diez minutos inactivo.

“Haremos que el pobre de la entrada tenga siempre una manzana mordida en la mano”, ha concluido el portavoz de Apple.