- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Telefónica busca a un gordo cabrón para dirigir su área de negocio

COBRARÁ UN SUELDACO INDECENTE

Telefónica pondrá en marcha el mes que viene una reestructuración interna que implicará la reordenación de algunas de sus delegaciones y el fichaje de un nuevo gordo cabrón para dirigir el área de negocio.

Esta misma semana se iniciarán las entrevistas preliminares para elegir al gordo cabrón, que se quiere que responda «a un perfil muy determinado de soberbio hijo de puta incapaz de pronunciar una frase que no incluya anglicismos y expresiones como ‘aprovechar las sinergias’ o ‘dinamizar'».

El perfil ideal es el de un gordaco mezquino que sude mucho

«Una persona solitaria, que sude mucho y esté acostumbrada a dormir en hoteles y gastar parte de las dietas en prostitutas», explican fuentes de la multinacional española. «Separado y con un hijo al que ve de pascuas a ramos, a poder ser. Y una hermana paralítica que le resulta una carga y es fuente de sus frustraciones», añaden.

La empresa es consciente de que abundan en el mercado laboral personas con suficiente titulación y experiencia para comandar el área de negocio y diseñar una estrategia comercial, pero sus responsables insisten en que se busca «a un individuo verdaderamente desagradable y que cuando te dé la mano apenas haga fuerza con ella. Un ser mezquino que humille a su secretaria y tenga ataques injustificados de ira».

La multinacional está especialmente interesada en gordos sudorosos que vengan de la política, pero tampoco descartan «al perfil de profesor del Instituto de Empresa que no ha currado de verdad en su vida y se aprovecha del trabajo de los demás».

El sueldo del nuevo encargado del área de negocio será «indecente y astronómico, proporcional a la barriga blanquecina y pegajosa del gordaco hijo de la gran puta que estamos buscando para que esta empresa siga liderando el sector de las comunicaciones».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.