Un informe de la consultora Hermanos Navarrete concluye que más de la mitad de la población española recurre a la psiquiatría “como excusa para salir de casa y comentar la evolución del Mundial y de la Selección Española con expertos”, en palabras de un portavoz de la entidad.

Según parece, la opinión de un médico ofrece más confianza a los seguidores que la de cualquier otra persona con la que uno pueda conversar en un bar viendo un partido.

“Cinco años de carrera y un amplio dominio de la psicología humana. Esto es lo que me ofrece mi psiquiatra. Con él me desahogo, comparto mis miedos sobre el equipo y encaro los partidos orientado y con confianza. Todos deberían hacer lo mismo”, explica un testimonio que, estando mentalmente sano, sería incapaz de prescindir de su psiquiatra.

Ante la evidencia estadística, el Gobierno no descarta incluir el tratamiento de orientación futbolística dentro de los servicios subvencionados por la Seguridad Social.