- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Vuelve de Portugal diciendo que el Atlético ha ganado para no decepcionar a los suyos

IRÁ A NEPTUNO CON LA FAMILIA PARA CELEBRAR LA VICTORIA

José Carlos Bicencio, hincha del Atlético de Madrid, ha decidido ocultar a sus seres queridos la triste realidad que vivió en Lisboa el pasado sábado, cuando su equipo resultó vencido en la final de la Champions.

«No me veo capaz de volver a España con tan malas noticias. A veces una mentira piadosa evita males mayores y con uno que sufra ya está bien», argumenta Bicencio, que insiste en que le resultaría imposible afrontar la tristeza en el semblante de su mujer y sus dos hijos «porque con la mía apenas puedo sostenerme».

«Con uno que sufra ya está bien», dice

Esta mañana, por teléfono, este seguidor del Atlético de 34 años ha logrado fingir entusiasmo al hablar con su esposa y hasta ha proferido un tímido «Oé oé oé». Pese a ello, admite que «en persona no sé yo si colará, porque mi mujer me conoce muy bien».

«Parece que hemos visto partidos distintos. O que no quiere asumir lo que ocurrió. No seré yo la que le despierte de su sueño. Si ha decidido ignorar la realidad, es mejor que lo respetemos», explica la esposa de Bicencio, que ya ha hablado con sus hijos «para que estemos juntos en esto y apoyemos a papá en momentos tan difíciles».

Cuando el hincha regrese a casa esta tarde, le esperarán sus seres queridos con bufandas del Atlético de Madrid y una pancarta que reza «¡Campeones!». No se descarta que, por la noche, la familia al completo acuda a la Fuente de Neptuno con el fin de celebrar la fingida victoria del equipo, pese a que para llegar allí tendrán que conducir tres horas.

«Antes de ir se lo voy a plantear porque, como acaba de llegar de Portugal, igual le da pereza volver a encerrarse en el coche. Pero vamos, conociéndole como le conozco, estará tan eufórico que no le importará. Y a nosotros tampoco. No se gana una Champions cada día», insiste la mujer de Bicencio.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.