- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un matrimonio compara «lo nuestro» con el tema de Cataluña en cada discusión

NO SABEN POR QUÉ SUCEDE

Asegurando que “el tema sale sin que nos demos cuenta”, un matrimonio ha informado a la prensa de que, cada vez que discute, acaba comparando cualquier aspecto de la relación con el tema de la independencia de Cataluña.

“No sabemos por qué sucede pero parece inevitable y nos hemos acostumbrado a ello”, dice Jaime Rencillas desde su casa de Guadalajara.

«Este matrimonio es como Cataluña: hay mucha crispación en el ambiente», dice Jaime en cada discusión sin saber de qué está hablando.

“Lo cierto es que discutimos mucho porque, como en el caso de Cataluña, estamos ante un problema identitario: en concreto, mi marido tiene la identidad de un orangután impotente”, asegura María Fantoche, su mujer.

Según los vecinos, el matrimonio lleva ya varios años comparando todos y cada uno de los problemas de su convivencia como pareja con Cataluña pese a que ambos aseguran que “el tema catalán no nos interesa demasiado”. Lo usan únicamente para poder hacer analogías hirientes. 

“A veces Jaime hace de Cataluña o a veces es María la que hace de Cataluña. Lo curioso es que el tema acaba saliendo en cuanto se ponen a gritar”, aseguran las fuentes.

“Tenemos que poder entendernos como Cataluña con España pero sin romper la Constitución, la legalidad y los pactos establecidos en los setenta, cuando nos casamos”, dice Jaime a la prensa en un intento de explicar por qué acaban citando a Artur Mas en 9 de cada 10 discusiones.

La mujer, sin embargo, insiste en preguntar “¿Quién ha establecido esos pactos? Porque quizá es hora de revisarlos o romperlos unilateralmente”.

A última hora, los vecinos han informado de que se ha oído gritar a María que lo único que pide es “libertad para elegir, libertad para elegir ser feliz, aunque sea a modo de consulta no vinculante”, mientras Jaime asegura que “parece que hablemos idiomas distintos”.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.