España ha sufrido un fallo en su sistema democrático que ha provocado la caída de varios derechos irrenunciables durante toda la mañana de hoy, aunque podría llevar algún tiempo afectando también a otros sectores fundamentales del Estado de Derecho, según ha informado a El Mundo Today un portavoz de la Administración.

La incidencia ha tenido lugar tras varios errores sin documentar que habrían “recalentado” el sistema.

En concreto, poco después de las siete de la mañana, se ha reportado desde diversos puntos de la geografía que diversas libertades eran inaccesibles “o simplemente no responden”, lo que ha obligado a muchos españoles a salir a la calle “a ver qué pasa”.

“Aquí en casa llevamos toda la mañana sin democracia pero yo creo que lo mejor es quedarse en casa y esperar a que se arregle el estropicio”, asegura una vecina de Castelldefels que ha sido de las primeras personas en llamar al 112 para informar de que su derecho al voto “no termina de funcionar”.

En Twitter: “¿A alguien le va España o es cosa mía?”

“Me he despertado y me he dado cuenta de golpe de que mi voto no funcionaba y se lo he dicho a mi marido y hemos dicho ‘esto no va’”, ha declarado. “Luego he salido a la escalera y he llamado a la vecina y ella ha comprobado que su voto tampoco servía para nada y es cuando hemos llamado a Emergencias a ver si alguien hacía algo”.

La incidencia ha ralentizando durante varias horas el correcto funcionamiento de diversas instituciones públicas. Sin embargo, desde el Gobierno aseguran que “a nosotros sí que nos va y no hemos detectado ningún tipo de fallo o error”.

Actualmente, son miles los ciudadanos que, pese a registrar la incidencia, están esperando a ver si se soluciona por sí misma, de manera automática, para poder recuperar la normalidad. “Los ciudadanos que noten fallos en el sistema lo mejor que pueden hacer es permanecer en sus domicilios”, ha informado la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría a los periodistas.