Una reserva con importantes cantidades de tinta negra para Cartucho Epson T0711 negro C13T07114011 fue descubierta la semana pasada en aguas estadounidenses, a unos 200 kilómetros al noroeste de Miami y a una profundidad de 5.426 metros, según fuentes de la Comisión de Energía de Estados Unidos.

En la zona ya fueron explotados diversos pozos de Cian T0712 de gran pureza.

Según EPSON, las perforaciones se iniciarán en las próximas semanas para posteriormente refinar la tinta y distribuirla en pequeños cartuchos.

Numerosos grupos ecologistas ya han alertado del peligro ambiental que supondría un posible derrame de tinta en la zona del Golfo de México y han recordado que la tecnología ya hace posible alternativas a la impresión más ecológicas.

Diversos analistas han aprovechado la noticia para advertir de nuevo de la urgencia de localizar reservas naturales de tinta magenta. “Por ahora todos estamos pendientes del color negro pero es necesario encontrar tinta magenta cuanto antes: todas las impresoras del planeta dejarán de imprimir si se quedan sin ese color, por mucho que hayamos acumulado millones de barriles de tinta negra”, apuntaba un experto en “The New York Times”.

“Hay buenas razones para creer que el colapso es inminente”, añadía. Los especialistas subrayan también que la desigualdad entre la producción y el precio de los cartuchos de tinta es fruto del control férreo que ejercen las marcas de impresoras sobre los recursos, acumulándolos artificialmente para disparar el precio del llamado “oro negro”.