- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Carolina Herrera es un señor de Calatayud

SE LE CONOCE EN EL BARRIO COMO "MANOLO EL DEL TALLER"

El departamento de prensa de la firma de moda Carolina Herrera ha emitido un comunicado esta mañana confirmando el rumor de que, detrás de la marca, se esconde el talento de un señor de Calatayud cuyo nombre real es José Manuel Herrera Rebolledo, más conocido como «Manolo el del taller».

Manolo Herrera trabaja desde hace 32 años en un taller de reparación de automóviles, que hace las veces de estudio de diseño al término de su jornada laboral. «Es un manitas. Lo mismo te ajusta unos asientos que te hace un dobladillo», explica uno de los compañeros del diseñador.

«Se me dan bien los trapos pero es solo una afición», aclara

En activo desde 1981, Herrera ha vestido a personalidades de fama internacional como Nancy Reagan o Jacqueline Kennedy Onassis pese a que él «no sabe ni quién pollas son», en palabras de su colega, «porque de los desfiles y los temas sociales se encargan otros; él no tiene tiempo para ir mariconeando porque el tema de los coches, quieras que no, exige dedicación».

«Manolo el del taller» se dejó ver únicamente en una gala del grupo de moda internacional «Fashion Group International’s Night of Stars», donde acudió «con su mono azul de siempre» y fue confundido «con uno de esos que te sirven los canapés».

Desde entonces, ha preferido mantenerse en un segundo plano pese a ser el accionista mayoritario de la firma y su principal responsable. «Me dijeron que teníamos que poner ‘Carolina Herrera New York’ porque ‘Manolo Herrera Calatayud’ ya existía y son unos tíos que reparten fruta. Así que nada, les dije que adelante y ya está», aclara el mecánico y estilista.

«Empecé en esto de la moda porque todos los pantalones me tiraban de los huevos y, al final, pensé que me los podía diseñar yo mismo. Y luego me atreví con la ropa de mujer porque mi esposa Carolina me lo pidió», confiesa el diseñador, que insiste también en que «lo mío son los coches, los cambios de aceite y las manos llenas de grasa. A lo otro me dedico cuando tengo insomnio y procurando no mariconear en ningún momento, porque no dejan de ser trapos».

Los expertos desconocen qué efecto tendrá para la marca esta revelación, pero Manolo se muestra tranquilo «porque a mí me da igual si la firma sube o baja en Bolsa. Yo de lo que vivo es del taller, no sé si me entiendes. A mí tráeme el coche y te cambio el aceite y te hago lo que sea. Lo de la empresa me lo lleva Toribio, el hijo de la carnicera, que es contable y muy buen chaval», asegura.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones