- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Antonio Tejero irrumpe en calzoncillos en su dormitorio gritando “¡Todo el mundo al suelo!”

CADA NOCHE REPRODUCE LA "OPERACIÓN GALAXIA" EN PAÑOS MENORES

El ex teniente coronel Antonio Tejero, golpista del 23-F, sigue rememorando en la intimidad los momentos vividos hace más de treinta años, cuando él mismo irrumpió en el Congreso de los Diputados gritando «¡Todo el mundo al suelo!».

Según su entorno familiar, Tejero mantiene desde hace años la costumbre de entrar a gritos en su dormitorio intentando sorprender a su cónyuge, a quien obliga a esconderse bajo el edredón mientras él se quita la ropa interior y luego la agita hasta lanzarla contra el techo. «A veces se pone un tricornio y a veces nada», apuntan sus allegados.

Este hábito demuestra que el golpista, condenado a treinta años de prisión por un delito de rebelión militar, continúa muy ligado emocionalmente a lo que aconteció en 1981 y sigue teniendo, según dicen sus familiares, «muchas ganas de guerra».

El ritual nocturno del ex teniente coronel ha salido a la luz porque sus vecinos del apartamento de Torre del Mar, donde reside, denunciaron los gritos que profiere Tejero cada día a las once de la noche, «cuando le da por reproducir la Operación Galaxia en paños menores y saltando encima de la cama».

Aunque intentaron dialogar con él, los vecinos explican que la actitud de Antonio Tejero fue «muy violenta» y que no quiso entrar en razón. «Insiste en que en su jurisdicción hace lo que le da la gana y luego se pone a gritarnos y a llamarnos rojos», añaden los afectados.

La familia cree que la costumbre de Tejero, de 82 años, es «saludable a nivel de ejercicio físico» y defienden que «cada uno reivindica España a su manera». También argumentan que el ex teniente coronel está actuando «dentro de la legalidad y con el consentimiento de su mujer».

«¡Alto! ¡Todo el mundo quieto! ¡Quieto todo el mundo!… ¡Silencio! ¡Quieto todo el mundo! ¡Al suelo! ¡Al suelo todo el mundo! ¡Todo el mundo al suelo! ¡Al suelo! ¡Al suelo! ¡Al suelo! ¡Al suelo!», ha exclamado esta mañana Antonio Tejero cuando ha salido a recibir a los periodistas interesados por sus hábitos nocturnos. Excepto los reporteros más jóvenes, que se han tirado al suelo acobardados, la mayoría se ha dedicado a fotografiar al golpista, que lucía su torso desnudo y cuyo único atuendo era una toalla de playa de la Selección Española.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones