- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Putin, tras hacerse con Crimea, pierde el interés y la deja abandonada en un rincón

"AHORA YA NO LA QUIERO", HA DICHO

Tras oponerse a gran parte de los mandatarios mundiales y conseguir anexionar Crimea a Rusia, Vladímir Putin se ha olvidado completamente de la región y la ha dejado abandonada en un rincón «sin hacerle el menor caso desde hace días», según fuentes cercanas al presidente ruso.

“Ah sí, sí, Crimea… buf”, respondió ayer Putin a unos periodistas que le preguntaron sobre la crisis ucraniana y la situación de los ciudadanos crimeos, pendientes ahora de una transición política complicada.

“Estos de Crimea qué pegajosos son y cómo se nos han acoplado por la cara, que me dejen respirar, ya me pondré con lo suyo”, dijo.

Las fuentes aseguran que las últimas semanas Putin estuvo muy pendiente -“casi obsesionado”- con la anexión de la península “y no dejaba de hablar de las muchas cosas que iba a hacer con los crimeos”. Nada más confirmarse, mediante el referéndum del día 16, que la incorporación a Rusia era factible, el líder comenzó a interesarse por otros asuntos, en concreto el kárate.

“El mes pasado solo hablaba de Crimea y ahora solo habla de kárate y está todo el día metido en foros de Internet sobre kárate y hablando de llaves maestras”, ha comentado la misma fuente. “Y Crimea ahí, en el rincón, que ni se acuerda ya de ella, con lo cara que ha costado”.

Cuando sus asesores le recuerdan a Putin el asunto de Crimea, éste suele contestar “que sí, vale, déjame, si me gusta mucho, de verdad que sí”.

Así pues, Vladímir Putin, a quien la anexión de Crimea le ha costado ser expulsado del G8, se centrará solamente en el kárate y dejará atrás la crisis internacional provocada por el conflicto, el más grave desde la Guerra Fría. “Ahora toca kárate: el presidente quiere obligar a todos los rusos a enfrentarse a él uno a uno y Rusia va a volcarse en esto en las próximas semanas”, ha concluido el entorno del mandatario.