Por segunda vez desde que Rusia interviniera militarmente en la región ucrania de Crimea, los presidentes estadounidense y ruso, Barack Obama y Vladímir Putin, han conversado por teléfono para tratar sobre la crisis en Ucrania.

Tras la llamada, el mandatario americano ha declarado que el conflicto se resolverá “en cuanto mi homólogo esté sobrio”.

“Mañana no se acordará ni de Ucrania ni de nada”, asegura Obama

En los 90 minutos de conversación entre ambos líderes, Putin ha insistido en que las autoridades ucranianas efectuaron un “golpe anticonstitucional”, remarcando sus palabras con fuertes puñetazos en la mesa y amenazando con que “yo puedo hacer así y se termina todo. Hago así y, bum, se termina todo. ¿Vale? Se termina todo si yo hago así, ¿me entiendes? Bum y a la mierda”.

Obama ha intentado explicar a Putin que han sido las acciones rusas en “violación de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania” las que han motivado la adopción de las medidas de castigo por parte de EEUU y de la Unión Europea.

El líder ruso ha respondido con leves ronquidos a tales explicaciones y luego ha preguntado a su interlocutor “¿Tú en qué idioma hablas? ¿Qué es eso que hablas?”.

Luego, Putin ha añadido que “Si tú y yo somos amigos bien y si no hago bum y se termina todo. Hago así, mira, hago así”. Tras esta última declaración, y en palabras del presidente estadounidense, Putin “se ha subido a la mesa y luego se ha derrumbado provocando un gran estruendo”. Tras unos segundos de confusión y dos disparos, el ruso ha vuelto a coger el teléfono para decir “me he caído, negro”.

Estados Unidos considera que el incidente “entra dentro de la normalidad tratándose de Rusia” y cree que la actitud del presidente Putin obedece “a una estrategia particular para afrontar los problemas a la que la comunidad internacional no está acostumbrada”. Por eso pide “un poco de paciencia” y recuerda que las borracheras solo duran “unas horas”.

Al cierre de la edición, el actor Gérard Depardieu, nacionalizado ruso hace poco más de un año, ha declarado en estado de embriaguez que la solución al conflicto pasa por “usar bombas nucleares como camiones y tirarlo todo encima de la gente y que se jodan”.