- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un bar heavy expone una retrospectiva de gargajos

LA MUESTRA REÚNE CASI 700 ESPUTOS

«La Sepultura del Chocho», un popular bar de estética heavy-metal de Getafe, acogerá a partir de mañana una retrospectiva de gargajos donde podrán apreciarse algunos de los mejores esputos que el establecimiento ha acumulado desde su apertura en 1987.

“En realidad, los gargajos siempre han estado aquí porque no hemos pasado la fregona jamás, pero ha sido recientemente cuando hemos tomado conciencia de su enorme valor patrimonial y hemos querido dotar de sentido a la colección”, explica la dueña del bar, Raquel Rodríguez “la gárgaras”, que admite con orgullo ser autora ella misma de la mayoría de gargajos expuestos.

Los últimos meses, Rodríguez ha llevado a cabo una intensa labor de catalogación, tratando de determinar la autoría de los más de 670 esputos que acumula el suelo del bar.

“No solo tenemos piezas en el suelo: hay gargajos por todas partes. Tenemos un de Rosendo en el techo incluso”, explica ‘la gárgaras’ con orgullo.

“La joya de la corona es un mocarro que soltó una vez el cantante de los ‘Judas’, que visitó el bar durante una gira”, añade.

“Hemos querido conservar un gran respeto por la tradición pero, al mismo tiempo, la muestra evidencia el deseo constante de experimentación que tienen los heavys”, argumenta la comisaria. “No olvidemos, además, que las constantes peleas que se montan en ‘La sepultura del chocho’ hacen que no sea raro escupir sangre”.

La muestra trata de enseñar de manera «sencilla y didáctica» las distintas etapas del metal español mediante sus esputos, “pasando del esputo calimochero de los ochenta a las últimas tendencias contemporáneas, donde el Jägermeister ha abierto una nueva vía respecto a colores y texturas”.

‘La gárgaras’ concluye también que el valor de la muestra “radica asimismo en la diversidad de soportes: tela, técnicas mixtas, madera, aquel cliente que murió en el 97 y ahí se quedó…”.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.