- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Faraón que optó por el alquiler se arrepiente de no tener una pirámide de propiedad

LE ATERRA LA POSIBILIDAD DE QUE EL PROPIETARIO DECIDA ECHARLE

Tras más de 4.500 años pagando el alquiler de una pirámide, un faraón se arrepiente ahora de no haber adquirido una en propiedad en su día. «Me habría salido a cuenta», ha declarado el faraón, que también optó en el momento de su muerte por un método de embalsamamiento más económico y su momia se encuentra en peor estado que la de otros faraones.

«Yo era un faraón ‘freelance’ y no me hubiera concedido una hipoteca nadie, pero tras casi cinco milenios viviendo en ella habría pagado la pirámide hace mucho tiempo y ahora tendría un lugar donde caerme muerto», explica el faraón, cuyo cuerpo no ha descansado nunca en paz por culpa de no haber querido comprar la pirámide cuando tuvo ocasión. Según dice, le gustaría poder dejar algo en herencia a sus hijos, que fueron enterrados en vida en una cámara cercana a la suya.

«La mitad de las trampas y maldiciones no funcionan y no voy a pagar las reparaciones de mi bolsillo porque invertir en una pirámide de alquiler es de tontos», reconoce.

El faraón, que teme seguir pagando alquiler toda la eternidad y no poder reposar tranquilamente, admite ahora que «tampoco tuvo mucho sentido arrancarle la lengua a mis criados para que no reveleran los intrincados laberintos de la pirámide» teniendo en cuenta que, siendo una residencia de alquiler, «probablemente mucha gente haya estado aquí antes que yo».

El único consuelo del faraón, según confiesa él mismo, es que «al menos el alquiler es de renta antigua».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.