Defendiendo que a sus clientes les gustan las cosas “grandes, baratas y sin lujos”, la cadena de cervecerías La Sureña ha anunciado una nueva promoción con la que servirá raciones de patatas bravas a dos euros en barreños de seis litros, en lo que ha denominado una “innovadora fórmula de consumo”.

Tal y como ha informado un portavoz del Grupo Restalia en una rueda de prensa organizada en un local de La Sureña de la Gran Vía de Madrid, la cadena continuará sirviendo cerveza en cubos “pero no como hasta ahora, metiendo los botellines dentro del cubo, sino que literalmente serviremos la cerveza en el cubo, porque cabe más y los clientes eso lo valoran muchísimo”.

“Parece solo un barreño pero es un estilo de vida”

El barreño de patatas bravas, de plástico y de los que se venden habitualmente en las droguerías, se servirá sin cubiertos “porque está pensado para que los clientes cojan las patatas directamente con la boca y se diviertan”, según el portavoz. Desde La Sureña explican que procuran buscar “la complicidad que se crea en nuestra clientela, para que todo sea como un juego y una comilona distendida y muy social”.

“¿Cubiertos? No, no creo que a nuestros clientes les interese eso que vosotros llamáis ‘cubiertos’. ¿Acaso queremos avergonzarles dándoles herramientas de lujo que probablemente no hayan visto en su vida?”, ha respondido el portavoz cuando un periodista ha preguntado si no se sirven tenedores para facilitar la ingesta de los casi tres kilos de patatas bravas que componen cada ración.

“Oh, miradme, soy rico, uso un ‘tenedor’ y un ‘cuchillo’, pido tapas de caviar iraní y gano cinco millones de dólares al mes, así que no quiero comer con las manos o introducir mi cabeza en salsa picante”, ha dicho el director de La Sureña mientras hacía comillas con los dedos al decir la palabra “tenedor”.

“No, no hay tenedores de esos y vamos a eliminar los vasos también, son un lujo innecesario. Disculpadnos si en La Sureña nos gusta hacer las cosas de una manera humilde, de la calle, y sin pretensiones”, ha concluido el portavoz.